10 claves para implementar el modelo híbrido

Partir de un diagnóstico realista, aprovechar al máximo las instancias presenciales, potenciar la autonomía de los estudiantes y repensar la evaluación son algunas propuestas de un nuevo documento del proyecto “Las preguntas educativas” elaborado por Ezequiel Gómez Caride.

 10 claves para implementar el modelo híbrido

Los modelos educativos “híbridos” no son nuevos, pero ocuparon el centro de la escena con la llegada de la pandemia. Un documento reciente del Centro de Investigación Aplicada en Educación San Andrés (CIAESA) aporta varias ideas centrales para entender este modelo, que supone integrar la enseñanza presencial y la enseñanza remota en proporciones similares: 50% de presencialidad y 50% de enseñanza remota (sincrónica o asincrónica).

Las propuestas pertenecen al documento “¿Qué es el modelo híbrido y cómo ponerlo en práctica?”, elaborado por Ezequiel Gómez Caride en el marco del proyecto Las preguntas educativas.

1. Partir de un diagnóstico realista

El documento señala la necesidad de “diagnosticar cuál es el umbral y el rango de brechas digitales de los estudiantes a fin de determinar qué tipo de modalidad híbrida implementar. El diagnóstico evalúa tanto los recursos tecnológicos y conectividad como las habilidades digitales. Para ello es necesario un diagnóstico realista de los recursos tecnológicos de cada grupo para poder diseñar la mejor experiencia de aprendizaje posible para cada contexto”.

2. Cuidar la comunicación y la planificación

Es importante que, al comenzar, se expliciten los canales de comunicación que se utilizarán durante el curso. Los estudiantes y sus familias deberán tener claro cuál será el balance entre la enseñanza remota y presencial. Además, es necesario proveer a los estudiantes de los materiales requeridos (textos, videos, contraseñas, links, etc.), chequeando que esos materiales sean efectivamente accesibles.

Los estudiantes y sus familias deberán tener claro cuál será el balance entre la enseñanza remota y presencial. Además, es necesario proveer a los estudiantes de los materiales requeridos (textos, videos, contraseñas, links, etc.), chequeando que esos materiales sean efectivamente accesibles

3. Aprovechar al máximo las instancias presenciales

En este modelo el uso del tiempo presencial se transforma en un recurso muy valioso, explica el autor: “Por ello, actividades que en las clases tradicionales se realizan de modo presencial –como la lectura de un texto, mirar un video e inclusive una presentación del docente (grabado en video)– se trasladan a la modalidad remota”. En ese sentido, es fundamental “el uso adecuado del tiempo presencial con actividades que requieran la presencia física del docente”.

4. Potenciar la autonomía de los estudiantes

“Conviene explicitar propuestas de autorregulación y organización autónoma del trabajo”, sobre todo para las instancias remotas, propone Gómez Caride. Si bien el modelo híbrido plantea una relación pedagógica con mayores espacios para la autonomía de los estudiantes, es necesario recordar que “la autonomía no es una habilidad innata que se desarrolla de manera lineal o espontánea”.

5. Proponer actividades que alienten la interacción

Las actividades propuestas deben estar alineadas con los objetivos del curso, evitando sobrecargar a los estudiantes. Además, es importante que tengan instrucciones claras y precisas. Es deseable que haya diversidad de actividades, que promuevan la interacción entre los estudiantes, con el docente y con el contenido.

6. Repensar la evaluación

El diseño de la evaluación debe ser coherente con las prácticas de enseñanza y debe pensarse como parte integral de las mismas: “En este sentido, es fundamental identificar con qué herramientas se trabajó, qué tipo de actividades se llevaron a cabo y acercar propuestas de evaluación que contemplen todo el proceso. La modalidad híbrida permite explorar nuevos instrumentos, como la discusión en foros o los trabajos domiciliarios”.

7. Garantizar la capacitación y los tiempos de planificación

Es fundamental empoderar y acompañar a los profesores, invirtiendo en el desarrollo de las habilidades necesarias y en su capacitación para poder así explotar todo el potencial del aprendizaje híbrido. “La implementación de una modalidad híbrida requiere de cambios institucionales que posibiliten a los docentes dedicarle tiempo para planificar una propuesta de enseñanza híbrida”, sostiene el autor.

Es fundamental identificar con qué herramientas se trabajó, qué tipo de actividades se llevaron a cabo y acercar propuestas de evaluación que contemplen todo el proceso. La modalidad híbrida permite explorar nuevos instrumentos, como la discusión en foros o los trabajos domiciliarios

8. Intercambiar con los colegas y autoevaluarse

Llevar a la práctica instancias de autoevaluación, evaluación entre pares y retroalimentación: “Generar espacios para compartir saberes y experiencias, así como para reflexionar sobre la propia práctica, tanto a nivel individual como colectivo, es fundamental para mejorar la enseñanza”.

9. Problematizar la presencialidad

Sin romantizar ni ignorar las dificultades de miles de estudiantes, “la pandemia nos ha demostrado que la virtualidad puede ‘hospedar’ presencias significativas, conexiones y encuentros entre generaciones”, sugiere el autor. Y añade: “Nuestra memoria docente nos recuerda que la presencialidad física puede ir acompañada de ausencias absolutas o simulacros en los cuales se cumplen ciertos rituales formales pero que no conforman vínculos pedagógicos”.

10. Asegurar la continuidad pedagógica de todos

Ese es el principal desafío, subraya Gómez Caride. Y agrega: “Una de las claves pedagógicas para lograrlo es la capacidad de las escuelas y los docentes de reconocer los fundamentos pedagógicos del modelo híbrido y desarrollar una propuesta educativa que, reconociendo las particularidades de cada comunidad, sea capaz de generar ecosistemas de aprendizaje para todos y todas las estudiantes”.

CONSULTÁ el documento completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas